Seguidores

Es como gritar pero sin que nadie te oiga.

contador de visitas
Huir, esa fue la ultima palabra que se me hubiera pasado por la cabeza, nunca me había gustado huir de nada ni de nadie, pero ahí estaba mi mayor temor, el ejemplo que confirmaba la regla, estaba él, el que hacia que mis piernas temblasen como si debajo de ellas hubiera el mayor terremoto que jamás nadie podría haber imaginado, él, que al oír su voz se paraba el mundo, que al imaginarme sus labios rozando los míos, mi piel se convertía en la de una gallina con piel de gallina. Que si me dieran a elegir, una vida feliz y contenta o un segundo al lado suyo, elegiría el segundo para decirle en un suspiro que le quiero.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. hey... subscribete a mi blog

    www.hablodetuhumanidad.blogspot.com

    GRACIASSS

    ResponderEliminar
  3. Ola tu blog está excelente, me encantaría afiliarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com
    besoss
    Catherine

    ResponderEliminar